ChesterBennington murió “molesto” y “muy desanimado”

De acuerdo a una minuciosa investigación de un fanático, sobre la sorpresiva muerte de Chester en el 2017, cuando decidió acabar con su vida en su casa en Palos Verdes Estates, Califronia, se encontró que su depresión se debía a la mala acogida de “One more Ligth” por parte de sus fans.

Chester Bennington no ocultó en sus entrevistas sus batallas contra la depresión, la ansiedad, los pensamientos suicidas y el abuso de sustancias, incluso en una entrevista en la televisión Finlandesa, Sean Dowdell (Baterista de la banda) habló sobre el estado mental de Chester,

“Era una persona muy alegre la mayor parte del tiempo (…) Pero el dolor que sentía no lo compartía a puertas para afuera. Lo vi en varias ocasiones, claro, a lo largo de la vida, pero no era algo que le tomará largos periodos de tiempo”

Aunque agregó que los integrantes de Linkin Park trabajaron duro para la publicación de su disco “One More ligth” (2017), que este no fue muy del, agrado de algunos de sus seguidores, y pronto comenzaron a recibir comentarios negativos,

“No entiendo a alguien que es fan de Chester y ama todo lo que hizo, o casi todo lo que hizo, y que después hace una canción que no le gusta y se siente como que tiene  que difamarlo o decirle que apesta y todo ese tipo de Mi**da”
“Estas cosas realmente le pesaban, así que pienso que realmente contribuía en parte a su estado mental. Sufrió abusos sexuales de niño, y eso siempre le pasaba, y ese pensamiento siempre le llegaba a Chester, pues nunca se sentía lo suficientemente bueno o nunca se sentía apreciado o que valía la pena”

Indicó su ex compañero, incluso nos compartió que siempre que lo notaba mal, él buscaba generarle apoyo, pues él decía

Chester, tú eres una muy buena persona. Olvídate de que cantas, no me importas como cantante, me importas como un ser humano. No importa que tú seas una gran cantante. Me importa que tú seas tan buena persona”

Aunque eso no le era suficiente a Chester, solo agradecía, pero se mantenía en el mismo pensamiento. Sin Embargo, Dowdell, lo sigue recordando con emoción como uno de los mejores amigos que pudieras tener jamás.